¿Qué ha sido de la Dirección Electrónica Vial?

Vigilancia
Vigilancia

En la sociedad del primer mundo en la que me toca vivir, parece que si no te apuntas al último invento tecnológico (léase “hoverboard“), te quedarás desfasado. Esto te hará perder el hilo de la disrupción que posibilitará que las empresas, la economía y hasta tu alma, progresen a niveles hasta nunca antes habíamos soñado. Percibo que lo hemos apostado todo al avance tecnológico, confiando en un mañana repleto de maná automatizado, ocio sin fin, horizonte feliz, sin dolor, sin miedo y, por supuesto, sin muerte.

El método para conseguir estar a la última y no parecer un carca, es probar todas las novedades, previo paso por caja si puede ser. Estas novedades generalmente están pensadas para facilitarte las cosas, hacerte la vida mejor y más cómoda. O bien para disfrutar de nuevos placeres, sensaciones y sabores, que hasta la fecha, nos dicen, no eran posibles ser catados sin la todopoderosa tecnología.

¿Qué es la Dirección Electrónica Vial?

Como buen miembro del rebaño, me he ido sumando a la vorágine consumista y tecnófila. A finales de 2010, los medios de comunicación anunciaron la puesta en funcionamiento de la Dirección Electrónica Vial una iniciativa de la Dirección General de Tráfico.  Este servicio facilitaría las notificaciones a través de Internet de los siguientes servicios:

  • Multas
  • Avisos sobre puntos
  • Caducidad del permiso de conducir
  • Caducidad ITV
  • Avisos de seguro
  • ….

De momento, no es obligatorio tener un Dirección Electrónica Vial (DEV para los amigos). Cito:

El artículo 59.bis del texto articulado de la ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a motor y Seguridad vial, establece que se asignará a todos los titulares de una autorización administrativa para conducir o para circular una Dirección Electrónica Vial. Esta asignación, que también alcanza a los arrendatarios a largo plazo, es obligatoria para las personas jurídicas.

Siendo de carácter voluntario y teniendo en cuenta lo despistado que soy, pensé que no estaría mal tener una herramienta que sirviese para no dejar en el tintero la renovación del carné de conducir o llevar el coche a la ITV.

La primera barrera que nos encontramos para poder solicitarla y usarla es que necesitamos un Certificado Electrónico o nuestro DNI-e, con su lector correspondiente. Si eres de los que ha conseguido hacer funcionar tu DNI-e, déjame un comentario en esta entrada. Me encantaría conocerte. No se encuentran expertos informáticos todos los días.

El Certificado Electrónico es más sencillo de manejar, aunque tienes que pasar por una oficina de la Agencia Tributaria para finalizar su tramitación. De aquella, Hacienda todavía “éramos todos” y no daba tanto reparo como ahora pasarse, que ya sabemos que ni pinchamos ni cortamos.

Requisitos para la DEV
Requisitos para la DEV

 

¿Cuál el principal inconveniente de la DEV?

Pues que únicamente se han quedado en la notificación de multas y en la notificación de novedades legales. Ni la renovación del carné de conducir, ni la ITV, etc, se han llegado a implantar.

Son pocas las veces que me llegan avisos en la DEV, pero cuando llegan, el corazón me da un vuelco. Tengo que sacar pecho y decir que no he tenido multas en estos años y sabiendo que el resto de servicios de la DEV ni están, ni se les espera, estoy pensando seriamente en darme de baja, porque las novedades normativas del código de circulación, no merecen estos sobresaltos.

Pero no os fiéis de mí. Don Vicente Magro Servet, Magistrado, Presidente de la Audiencia Provincial de Alicante y Doctor en Derecho, piensa justo lo contrario y lo defiende en este artículo, enumerando las virtudes de estar informados rápidamente de nuestras multas y poder gestionarlas de forma ágil.

¿Cuál es el problema de fondo?

Pues es el maldito parné.  Según el BOE, hay 471 millones de euros en multas pendientes de cobro por la DGT, con 384 millones recaudados en multas y con 51 millones prescritos. ¡Ajá! Ahí está la verdadera motivación por la que nos quieren convencer de solicitar una DEV. Si no se nos notifica una sanción, bien porque no aceptemos la carta certificada que se nos envía, bien porque no se haya conseguido identificar al titular, o por cualquier otro motivo, si el proceso sigue adelante, acabaremos en el Tablón Edictal de Sanciones de Tráfico. Una vez publicada la denuncia en el TESTRA, la administración entiende que hemos sido notificados y procederá a mover cielo y tierra para cobrar la multa. Y amigos, la cosa va lenta pero segura. Bueno, casi segura porque ya sabemos que hay unos cuantos millones que se han quedado sin cobrar.

Conclusiones

La Dirección Electrónica Vial podría haber sido una utilidad de gran valor para los conductores si no se hubiese quedado con la funcionalidad básica de notificación de multas de tráfico. Esta notificación presenta más ventajas para la administración que para el conductor, pues ayuda a minimizar las denuncias prescritas. No aporta valor al conductor, pues el plazo para acogerse a las posibles bonificaciones por agilizar el pago de la sanción, comienzan en el momento de la notificación, independientemente del canal por el que se nos haga llegar.

Citando a Don Vicente, “De suyo cuando se implantó solo 3.500 conductores lo solicitaron” sospecho que la tasa de adopción es bajísima, teniendo en cuenta que en 2012 éramos 26 millones de conductores y que no se ha oído hablar más de la DEV desde que nació.  Creo que en parte  esto es debido a la poca utilidad para los conductores y en parte por las dificultades que supone tener un Certificado Digital o DNI-e para identificarnos y poder acceder a las notificaciones. Esto es un problema añadido, pues los esfuerzos que se vayan a hacer en implantar el resto de funcionalidades pendientes de activar para la DEV, se van a ver lastrados por esta baja tasa de adopción, ya que las inversiones necesarias para desplegarlas no estarán justificadas sobre una base de usuarios real.

Propuestas

Me quejo siempre de que en España sabemos criticar muy bien, pero muy pocas veces aportamos propuestas o soluciones. Voy a saltarme esa norma no escrita para proponer algunas líneas generales de mejora.

  1. Repensar los objetivos de la DEV. Puede parecer una tontería pero a mi juicio no lo es. ¿El fin de la DEV es ayudar al Estado en la recaudación de multas, prestar servicios a los ciudadanos o ambas al mismo tiempo? Si se revisa porqué en su momento se creó la DEV, cómo se ha lanzado y su tasa de adopción, podremos tomar decisiones marcando prioridades. Es decir, si se concluye que, aunque el objetivo inicial de la DEV no haya sido ese, la única funcionalidad a día de hoy operativa, es la notificación de sanciones, podremos proponer la obligatoriedad de la DEV no solo para las personas jurídicas, sino también para las personas físicas. Tenemos que ser sinceros. Si esta herramienta solo es un arma recaudatoria, asumámoslo y potenciémoslo de manera eficaz. No hay nada más eficaz que el Estado obligando a los ciudadanos a cumplir las leyes, tocándoles el bolsillo si no lo hacen. Veríamos como las oficinas de la Agencia Tributaria se llenan de colas de conductores esperando por su código para validar su Certificado Digital. Las academias de conducir ampliarían sus servicios hacia clases de informática, explicando cómo solicitar el certificado digital, instalarlo en el navegador, hacer copias de seguridad del mismo, hacer renovaciones online, gestionar almacenes de claves, etc. También habría empresas que se ofrecerían a recibir las notificaciones, previo apoderamiento, para que el conductor no tuviese que preocuparse. No olvidemos las demandas judiciales de asociaciones de conductores, que ya en su momento con el carné por puntos pusieron el grito en el cielo.
  2. Valorar eliminar el requisito de Certificado Digital/DNI-e. Seguramente esto tenga implicaciones legales de fondo sobre la seguridad que debemos ofrecer en el método de comunicación de las sanciones al infractor. Tal como están los requisitos para completar el proceso de alta, es imposible que la DEV tenga éxito. Si las trabas legales se superan, lo más eficaz sería pedir únicamente un número de teléfono móvil para darse de alta. Las validaciones para identificar al conductor se harían con códigos SMS, como se hace habitualmente en las webs de muchos bancos.
  3. Avisos de renovación de carné e ITV. Si se abordan sin eliminar las barreras de alta en la DEV, las inversiones que hagamos para poner en marcha las notificaciones sobre la renovación del carné e ITV serán un despilfarro. Pero si lo contemplamos de forma integral, son parte fundamental para que realmente la DEV sea una herramienta útil.
  4. Campañas desde los ayuntamientos. El ciudadano que ve de primera mano cómo funcionan las cosas, les da más valor y las asimila mejor. No basta con hacer campaña en prensa, habilitar webs con información de usuario y buenos videotutoriales. En coordinación con los ayuntamientos, la DGT tendría que bajar a la calle a contar qué es la DEV y hacer demostraciones online. Bibliotecas, centros sociales y culturales tendrían que involucrarse.

Ya sabéis que esto es un blog personal, ¿qué opináis vosotros? ¿Alguien aparte de mí tiene la DEV habilitada? ¿Cerramos el chiringuito o merece la pena invertir en la DEV para darle una segunda oportunidad?


Also published on Medium.

URL corta del artículo: http://wp.me/p575FY-6v

3 comentarios en “¿Qué ha sido de la Dirección Electrónica Vial?

  1. Hola Agustín,

    Muy buen artículo. La verdad es que las las dificultades técnicas que se presentan hasta ahora para utilizar certificados digitales o el DNI electrónico en la mayoría de los usuarios sin conocimientos técnicos avanzados supone un gran obstáculo para utilizar DEV.

    Personalmente uso DEV y me ha resultado bastante útil, pero hace falta una mayor apuesta por los organismos adheridos y potenciar el uso entre los ciudadanos con algún tipo de formación/curso. Quizás el nuevo DNI 3.0 también facilite más las cosas.

    Un saludo.

    1. Muchas gracias por el comentario Jose Antonio. Para que el uso de la DEV y el DNI-e aumentase, ¿no te parece que el requisito indispensable es que el usuario viese su utilidad? Cuando nos interesa algo, y pienso por ejemplo en descargar esa peli o ese disco que no queremos comprar, hacemos auténticos esfuerzos por lidiar con las dificultades tecnológicas. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *