Jugando a Minecraft Education Edition

La primera vez que me puse delante de Minecraft fue muy decepcionante. Había oído hablar maravillas del juego, sobre cómo permitía dar rienda suelta a la imaginación y construir estructuras en mundos fantásticos, casi sin limitaciones a nuestras ocurrencias, así como poder extender las funcionalidades del juego a través de mods.

Tras los primeros quince minutos, desistí: no conseguí crear ningún objeto y me aniquiló un esqueleto. La ayuda contextual era (y sigue siendo) nula, por lo que la curva de aprendizaje desde el propio juego fue muy dura. Sin ningún tipo de ayuda externa, desde el propio juego fui incapaz de hacer nada interesante.

Han pasado varios años desde mi primera experiencia frustrante con Minecraft y el juego ha cambiado de dueños, y en manos de Microsoft ha pasado a ser el videojuego más vendido de la historia. Por lo menos, merecería una segunda oportunidad, simplemente para entender sus virtudes y sus defectos, ¿no creéis?

Lo dejé en barbecho hasta este primer confinamiento de marzo de 2020, donde he tenido la oportunidad de redescubrirlo y apreciarlo en su valía.

Minecraft, más de uno

Si entramos en la web oficial de Minecraft nos encontraremos que existen varios Minecraft.

Distintas variantes de Minecraft

Minecraft «clásico». Es el juego original con nuevos elementos añadidos, como el inframundo, pero conserva toda su esencia fundamental: obtención de recursos par aconstruir objetos, edificios, etc.

Minecraft Dungeons. Con la estética característica de los cuadrados y píxeles de Minecraft, esta versión es un arcade tipo aventuras, no orientado a la creación libre, pero con funcionalidades chulas como la posibilidad de multijugador.

Minecraft Earth. Supongo que habrán querido rentabilizar el tirón de Pokémon Go y la realidad aumentada para desarrollar esta versión que mantiene la estética marca de la casa en los minijuegos de realidad aumentada que ofrece.

Minecraft Education Edition. Una versión clásica de Minecraft pensada para el aprendizaje de programación por bloques, uso de biomas, lecciones sobre materias específicas, retos y mundos específicos, todo ello orientado a la educación. Utilizaré MEE en este artículo para referirme a esta versión.

¿Cómo jugar a Minecraft Education Edition?

En Asturias, la consejería de Educación ha llegado a un acuerdo económico con Microsoft para activar cuentas de Office 365 para todo el profesorado y para el alumnado que lo solicite. Las cuentas de los alumnos deben ser solicitadas por cada centro educativo.

Con esta cuenta de Office 365, aparte de tener la suite completa de herramientas Office de Microsoft (Word, Excel, Powerpoint, Teams…) con sus clientes pesados de escritorio, nos permitirá jugar a MEE de manera legal y sin costes adicionales para alumnos y profesores.

Es necesario una cuenta Office 365 de Educación para poder jugar a Minecraft Education Edition

Consulta con tu centro educativo si disponen de cuentas Office 365 para educación.

¿En qué plataforma jugar a Minecraft Education Edition?

Podemos jugar a MEE en las siguientes plataformas:

¿Qué es lo más divertido en Minecraft Education Edition?

Sin duda alguna jugar con varios jugadores en el mismo mundo. Se pasan muy buenos ratos recopilando materiales, construyendo, cavando, en fin, discutiendo y poniéndose de acuerdo para ver qué se construye o destruye.

MEE permite a cualquier jugador poner el juego en «modo anfitrión». Al habilitar este modo, se genera un código que los jugadores remotos pueden introducir para unirse.

Códigos para acceder a una sesión multijugador en MEE

Mi experiencia es que si vamos a jugar con otros jugadores dentro de casa sobre la misma red Wifi, lo mejor es unirse mediante la IP y el puerto. Si no tocamos el puerto, por defecto es el «19132».

Lo más divertido de Minecraft es jugar en un mundo con varios jugadores de manera simultánea.

A veces he notado también que, jugando por Internet, hay problemas con el NAT, con lo que un «botonazo» al router Wifi puede ser útil como solución bruta-estándar. En otras ocasiones, hemos tenido que encontrar nuestra IP pública para pasársela a los amigos que se querían unir a nuestro mundo porque a través de los códigos que genera el propio MEE resultaba imposible.

Un aspecto a tener en cuenta es que el modo multijugador no está disponible entre las diversas variantes de Minecraft: no podremos jugar desde MEE con jugadores que tengan la versión Java, pocket, consola, etc.

No es posible el modo multijugador entre Minecraft Education Edition y las versiones Java, pocket, consola…

Cuando estamos en modo multijugador, es muy importante la comunicación entre los jugadores. Podemos usar el chat integrado que ofrece MEE pero enriquece mucho más la experiencia de juego si podemos hablar entre nosotros. Para aquellas situaciones en las que no estamos jugando juntos en la misma sala, yo he utilizado Discord con un resultado razonablemente bueno.

¿Cómo usar Minecraft Education Edition en clase?

En mi experiencia, debemos tener en cuenta algunos aspectos clave que pueden hacernos desistir o ver esta herramienta como demasiado compleja para ser utilizada las aulas. Todo lo que estáis leyendo hasta ahora, ha sido el resultado de probar MEE en casa. Mi reto este curso es conseguir incorporarlo a alguna de mis asignaturas.

La parte técnica, lo primero

Necesitamos que todos los alumnos conozcan sus credenciales de Office 365 y que su cuenta incluya una licencia de Office 365 con MEE habilitado. Puede parecer una tontería, pero nos podemos encontrar barreras administrativas y de dificultades de conocimientos TIC en los alumnos que pueden hacer de este proceso una difícil pendiente.

Cada alumno tiene que tener instalada su versión de MEE, bien en los ordenadores de clase, iPads, portátiles… Recordemos que no hay versión para Android, así que las tabletas que llevan este OS quedan descartadas.

No es posible jugar a Minecraft Education Edition sin conexión a Internet

Tenemos que tener conexión a Internet. No es posible jugar a MEE sin ella, ya que es obligatorio que iniciemos sesión. Si no tenemos Internet, no podremos jugar, ni siquiera en modo local. MEE nos permite jugar un mundo específico a modo de prueba, pero no es lo que estamos buscando.

Necesitamos conexión a Internet para jugar a MEE

Tenemos que jugar a Minecraft

Si no hemos jugado nunca a Minecraft no vamos a entender la mecánica básica del juego, con lo que todas las propuestas educativas que podamos crear, adolecerán de un criterio objetivo que ayude a que sean efectivas con nuestros alumnos.

No estoy diciendo con esto que tengamos que convertirnos en Youtubers, pero sí que tengamos unas nociones mínimas de construcción, cambio de modo supervicencia-creativo, constructor de mundos, etc.

El inglés está presente siempre

La web principal de MEE desde donde podemos empezar a realizar tutoriales y tener una visión «de conjunto» es https://education.minecraft.net/. Está en español y no tendremos problemas para navegar por ella. Todos los recursos que me he encontrado, vídeos, biomas y mundos, tienen sus instrucciones para el alumnado dentro de carteles o diálogos con personajes NPC en inglés.

Con esto, los profes de inglés estarán encantados, pero debemos conocer el perfil del alumnado para valorar si es conveniente traducir nosotros los carteles (aburrido y tedioso), guiarlos o dejar que los traduzcan como parte de la actividad que les encarguemos.

Modo «Classroom»

Existe un programa externo creado expresamente para adaptar la jugabilidad de MEE y que dota al profesor de herramientas para que la sesión multijugador no se descontrole. Se trata de Clasroom Mode.

Con esta herramienta podremos hacer cosas tan interesantes como que los jugadores no se maten entre sí, no puedan destruir el mundo y teletransportarlos a un punto concreto. Ideal para que no haya «desparrame», ¿verdad?

Personalización de «skins»

Algo muy valorado por los jugadores de Minecraft, y también muy divertido, es la posibilidad de tener nuestro propio «skin» personalizado. El «skin» es la manera en que se ve nuestro jugador dentro del juego. En MEE disponemos de un conjunto variado de «skins» muy trabajados, pero existe la posibilidad de crear o editar sobre ya preexistentes e importarlos a MEE. No es tan sencillo como en otras versiones de Minecraft, pero tampoco es muy complejo. No voy a extenderme aquí en el proceso. Lo tenéis detallado en este enlace.

Pack «Gus Skins» que contiene un único «skin» personalizado en MEE

¿Qué puedo hacer con mis alumnos?

Introducción a la programación de computadores

Una característica fundamental de MEE es que han incorporado un robotillo al que llaman «agent» y que puede ser controlado a través de instrucciones. A través de metodología tipo «scratch» basada en programación por bloques, o bien utilizando los lenguajes de programación Python o Javascript podemos iniciar a nuestros alumnos en la programación de computadores. A modo de ejemplo os dejo una captura de pantalla con parte del código de bloques de mi superescavadora: uso el agente para que taladre un hoyo al que le asigno las dimensiones, de manera que solo tengo que recoger lo que él va excavando. Si jugáis a Minecraft sabréis que excavar mola, pero a veces buscas un material en concreto y te cansa un poco el cava que te cava.

Código basado en bloques

Podemos usar MEE para que nuestros alumnos aprendan los fundamentos de la programación vía metodología scratch, Python o Javascript

NPE: personajes para interactuar

Otra de las funcionalidades que he usado en MEE es crear personajes que den instrucciones a los alumnos y que permitan ciertas interacciones. En mi caso, lo que he hecho ha sido crear personajes NPE que nos indican tareas a realizar, registrar los resultados en nuestro libro editable de Minecraft y poder desplazarnos al siguiente NPE teletransportándonos.

NPE con instrucciones para realizar actividades

Retos de construcción

Desde la web principal de MEE nos proponen estos retos de construcción, en el que los alumnos tendrán que construir o realizar las actividades que se les indica. Por ejemplo, visitar la Estación Internacional Espacial y etiquetar las partes que reconozcamos, utilizando las herramientas de Mincraft, libro, cámara pluma para documentar el trabajo.

Lecciones específicas

Las lecciones contienen una guía didáctica con los objetivos de aprendizaje y la guía de ejecución para los alumnos. Algunas traen incluso rúbricas de evaluación. En este ejemplo, podremos hacer una ruta revisando algunos animales que se han extinguido por la mano del hombre. La lección se complementa con enlaces a la web de la Enciclopedia Británica donde obtendremos más detalles sobre cada animal.

Conclusiones

Puede resultar atractivo incorporar metodologías nuevas en nuestras aulas, pero en el caso de Minecraft pasa por un requisito fundamental: que hayamos jugado, que nos guste el juego y que seamos capaces de ver el potencial que tiene para que así, los alumnos desplieguen toda su imaginación y alcancen los objetivos de aprendizaje que hayamos determinado.

URL corta del artículo: https://wp.me/p575FY-oH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.